Dr. Claus Krebs: grandes proyectos para Clínica Alemana

entrevista-proyectos-clinica-krebs El médico director de la institución señala que los proyectos contemplan recintos especiales para el staff.

 Los próximos años serán de importantes inauguraciones inmobiliarias para Clínica Alemana. Su médico director, el doctor Claus Krebs, da a conocer detalles de los proyectos que están por concluir y también de aquellos contemplados a futuro, que significarán un crecimiento sin precedentes para la institución. Por lo pronto, en mayo  de 2012 se inaugura Clínica Manquehue Oriente y en el primer trimestre de 2013 Clínica La Dehesa. Los proyectos en carpeta llegan incluso a la emergente comuna de Chicureo y se prolongarán hasta 2018.

A estos y otros temas se refiere en detalle el doctor Krebs.

Según señala, en este crecimiento se han considerado importantes zonas destinadas a los médicos. La creciente demanda ha llevado a que los espacios físicos resulten insuficientes, tanto para los pacientes como para los profesionales, administrativos y trabajadores de la institución. “Es por eso que tenemos una serie de proyectos de crecimiento en distintas ubicaciones vecinas y en otros lugares de Santiago”, afirma el doctor Krebs en su oficina de la Torre del Centro de Diagnóstico de Vitacura.

 

Aseguradoras: origen de un cambio

Para introducir el tema de la necesidad específica de los médicos de contar con nuevos espacios físicos, el doctor Krebs hace una reseña histórica: “Globalmente hasta antes del año 1981, cuando surgieron las isapres, la medicina privada en Chile no tenía el desarrollo que tiene actualmente. Antes las clínicas privadas, que existen hace mucho tiempo -de hecho la Clínica Alemana se fundó en el año 1905 y su primera sede fue la de calle Dávila, hoy de Banmédica- eran más bien centros de atención en los cuales los médicos hospitalizaban a sus pacientes, los operaban, los trataban y después se iban. Eran como un hotel de buena infraestructura, en que el paciente podía sentirse bien acogido, bien atendido; pero el médico no tenía ningún vínculo con esas instituciones, con la excepción, por ejemplo, de residentes que cubrían turnos”.

Añade que con el correr del tiempo, especialmente después del año 1981 cuando aparecieron las instituciones aseguradoras privadas de salud, aumentó considerablemente el número de personas que tenían la opción de acceder a una atención privada a través de esos seguros. Entonces, las clínicas empezaron un fuerte desarrollo y a atraer a médicos de las distintas especialidades, cuya presencia se hizo más prolongada y estable.

“En la medida en que esto sucedía, fue necesario organizar a esos profesionales en lo que llamamos ‘departamentos’. Nosotros tenemos un Departamento de Medicinia Interna, de Cirugía, de Obstetricia, etc.  Hoy en día son 18 los departamentos que existen en Clínica Alemana y agrupan a todas las especialidades de la medicina”.

Dice que se trata de un modelo que funcionó desde siempre en los hospitales, pero que no existía en las clínicas. Actualmente, es otro el escenario: “Todas las clínicas, de una u otra forma, tienen una organización similar, es decir los médicos están agrupados de acuerdo a sus especialidades”.

Amplio campo

“Nosotros hemos puesto especial énfasis en que nuestra organización permita a los médicos y odontólogos tener un trabajo interesante, en que también comparten experiencias con los otros colegas de sus mismas especialidades, hacen reuniones clínicas, analizan en conjunto los casos complejos, pueden pedir una interconsulta o una segunda opinión para que concurra otro especialista”, explica.

Adicionalmente a la llamada “labor asistencial”, se les ha abierto campo en la docencia y la investigación clínica. “Así fue como hace 10 años se creó la Facultad de Medicina  Clínica Alemana Universidad de Desarrollo y se abrió, como campo clínico de la formación de pregrado de nuestra Facultad, el Hospital Padre Hurtado”. A eso se suman los médicos en formación, preferentemente de postgrado, que hacen su especialidad.

“Este modelo les permite a los médicos y odontólogos encontrar aquí una forma atractiva de trabajar, porque pueden desarrollar todas sus actividades asistenciales, además de realizar labor docente y de investigación”.

Los proyectos

Señala el doctor Krebs que Clínica Alemana ha diseñado varios programas y que ha destinado importantes recursos para la formación y capacitación de sus médicos y odontólogos. El objetivo apunta a que permanentemente sigan estudiando y haciendo estadías de perfeccionamiento, incluso en otros países.

Con estos fines se han firmado convenios docentes-asistenciales con prestigiadas instituciones de Estados Unidos y Europa, como la Clínica Mayo, la Cleveland Clinic, el MD Anderson Cancer Center, el Childrens Hospital de Philadelphia, el Hospital for Special Surgery de Nueva York, Clínicas Universitarias de Heidelberg, München y Bruselas, el Centro Alemán de Investigación del Cáncer (DKFZ) y otros.

“Estas son todas posibilidades de trabajo, estudio, docencia, investigación y capacitación que les damos a nuestros profesionales, y que significan que, ojalá, quienes pertenecen a nuestro staff estén el máximo tiempo posible aquí y concentren sus actividades en las dependencias de nuestra Clínica”, dice.

Por eso, indica, requieren de ciertas comodidades para trabajar y lugares donde estar. “Como es lógico, al ir creciendo la Clínica y tener cada día más actividad, todos necesitan más espacio, no sólo los médicos y otros profesionales sino también el personal del área administrativa. Y como los espacios se nos han hecho estrechos e insuficientes, eso de alguna manera lo resentimos todos”, señala.

-¿Cuáles son los detalles de los proyectos de Vitacura y La Dehesa?

-Tenemos una serie de nuevos proyectos de construcción. La Clínica Manquehue Oriente, que se va a inaugurar en mayo del próximo año, tendrá 89 habitaciones de hospitalización, 4 pabellones y 7 salas SAIP. El primer trimestre del 2013 entrará en funciones una nueva clínica en La Dehesa, que es una ampliación del centro médico que existe hoy. Contará con 36 consultas médicas, tendrá un Servicio de Urgencia, apoyo diagnóstico, 4 pabellones de cirugía y 500 estacionamientos. En ese mismo lugar se adquirieron terrenos vecinos, tenemos más de 5 hectáreas en La Dehesa, de tal forma que el crecimiento va a seguir a futuro. Además, hay proyectos para nuevas construcciones en la calle Concilio Vaticano, frente a la clínica por el lado de Vitacura, donde se construirá también una clínica ambulatoria y un instituto de investigación, que estimamos estarán terminados el año 2015. Y existe otro proyecto de expansión hacia el sur, donde actualmente hay un hogar de ancianos vecino a la Clínica, cuyo terreno ya adquirimos para construir una nueva Urgencia, grandes pabellones y unidades de cuidades intensivos, que debieran estar listos entre los años 2016 y 2018. Todos estos son plazos estimados.

-¿Qué planes existen para Chicureo?

- En Piedra Roja se adquirió un terreno de 19 hectáreas, donde pensamos a futuro materializar proyectos en forma de un centro médico, posteriormente una clínica y probablemente dependencias de nuestra Facultad de Medicina.

-Los espacios para los médicos, ¿qué contemplan?

- Todas estas ampliaciones significan que también vamos a tener nuevos espacios para nuestros doctores, independiente del aumento en camas de hospitalización, recintos de atención hospitalaria, pabellones, urgencias, consultas, etc. Estimamos que en total, solamente para áreas de  estar y lugares de trabajo y reuniones de nuestros médicos y odontólogos, de aquí hasta el año 2018 habilitaremos alrededor de 1.500 metros cuadrados. En el plazo más cercano, Clínica Manquehue Oriente y Clínica La Dehesa sumarían alrededor de 500 metros cuadrados para estos fines. Son cifras aproximadas, porque hay una mezcla de distintos estares, salas de trabajo, áreas en las cuales los médicos se puedan reunir simplemente y otras donde  hay más espacios para conversar, relajarse o ver televisión.

Red Wi-Fi

También existen planes concretos para mejorar sustancialmente los sistemas computacionales y el acceso a la red Wi-Fi, tal como lo adelantó el doctor Krebs al presidente de AMCA, doctor Arnold Hoppe, y al director de Asuntos Económicos y de Asuntos Médicos de la agrupación, doctor Patricio Silva.

Explica que la Clínica tiene diversas redes inalámbricas Wi-Fi tendientes a satisfacer las necesidades de los distintos usuarios. El personal administrativo y de planta accede a “la Red Corporativa” o “Red Ejecutiva”. Existe una tercera, la Red Vip, estratificada según el grado de responsabilidades de algunos médicos o administrativos. A todas se accede mediante claves y cada una tiene controles de navegación estrictos y restringidos, los llamados firewalls. El objetivo es que no haya un mal uso y que no ingrese desde el exterior algún tipo de contaminación.

Respecto de los otros usuarios no mencionados, existen dos redes distintas. Una llamada “Clínica Alemana”, para pacientes y sus acompañantes en el sector de hospitalizados, con una clave de acceso, sin restricciones para la navegación y velocidades de enlace de 10 Mbps nacional y 2 Mbps internacional, es decir no muy altas. La otra es una red inalámbrica Wi-Fi pública y es la que generalmente usan los médicos. Tiene las mismas velocidades de la anterior, pero se accesa sin claves y tampoco tiene controles de contenidos para la navegación.

Estas redes se han hecho insuficientes para la demanda cada día más alta y, según explica el doctor Krebs, los proyectos para solucionar esta situación consisten en una renovación de la actual red inalámbrica Wi-Fi utilizada en los pisos de pacientes hospitalizados en Vitacura, homologando estas capacidades con las de la  red que se va instalar en el edificio de Manquehue Oriente, que tendrá una capacidad mayor. Esta tarea se realizará durante el verano 2012.

Por otra parte, ya se creó un portal especial de acceso para los usuarios internos al que se van a conectar preferentemente los médicos y odontólogos y que tiene altas velocidades de enlace. El portal está siendo probado en un proyecto piloto por un grupo de 100 médicos del Departamento de Imágenes. Si cumple con las expectativas de los usuarios, el resto de los médicos va a poder acceder el primer semestre del próximo año.

Buzones de correo: 400 MB

El otro tema que aborda el doctor Krebs se refiere a la capacidad de los buzones de correos institucionales, que en la actualidad no permiten entregar una  capacidad  superior a los 120 MB por usuario,  por lo que rápidamente se copan.  “A partir del segundo semestre del año que viene y producto de nuestro proyecto de externalización de servidores, vamos a poder entregar capacidades de 400 MB por usuario, lo cual es más de 3 veces superior a la actual, aunque todavía será insuficiente”, señala.

Dice que están contempladas mejoras adicionales a este servicio, pero que requieren de inversiones importantes que se están analizando y que compiten con otros requerimientos de inversión.

Internet y Skype

El doctor Krebs se refiere a los computadores de las consultas, los que en la actualidad no tienen acceso a internet.

“Cuando implementamos esta torre de consulta del Centro de Diagnóstico y en los primeros años en que se usó la ficha clínica electrónica, se fue muy restrictivo respecto del acceso de internet desde las consultas, porque todo el mundo navegaba y eso hacía mucho más lento el uso de la ficha clínica”, explica.

“Se ha ido permitiendo el acceso a algunos médicos en casos particulares, pero nuestro compromiso es habilitar el acceso a internet al 100 por ciento de los computadores de las consultas en los próximos 60 días”, anuncia.

Sobre las videoconferencias por Skype, que utilizan algunos médicos para intercambiar opiniones con sus pares, hacer una especie de interconsulta en vivo con otro colega, etc., aclara: “Nuestra configuración corporativa impone ahí restricciones de seguridad que son muy superiores a lo que muchos de nosotros tenemos en las casas. Los firewalls  institucionales y otros softwares, que nos protegen del exterior, nos ponen limitantes y por lo tanto esta conexión a Skype no la podemos hacer a través de nuestra red. Esto sólo es posible a través de la red Wi-Fi pública, en la que no hay restricciones al respecto, pero que tiene las limitaciones de velocidad. Por el momento, por motivos de seguridad, no hemos podido abrir Skype al uso más masivo”, advierte.

Por último, señala que para fines del primer semestre del próximo año se han autorizado inversiones que permitirán el uso de claves de acceso a internet, que serán las mismas que los usuarios tienen actualmente para ingresar a intranet.